Lincoln Hall Muerto viviente del Everest

Increíble historia del alpinista Lincoln Hall. Los periódicos mundiales se escandalizaron  el 25 de mayo del 2006 y tuvieron una portada que llamó mucho la atención “MUERTO VIVIENTE” del Everest.

  

Linconl Hall descendía por el monte Everest con “soroche”, más conocido como el mal de altura o de montaña, causado cuando el organismo no se adapta adecuadamente a la falta de oxígeno causada por la altitud. Uno de los síntomas de este mal es tener fuertes alucinaciones que pueden complicar el camino de regreso en descenso hasta el campamento, lo que le ocurrió al experimentado alpinista, viéndose imposibilitado a regresar en el tiempo estimado.

monte everest
Monte Everest

Los sherpas que lo acompañaban procuraron ayudarlo e intentaron rescatarlo durante horas, pero su condición empeoraba y estaba demasiado confundido. Cuando la noche llegaba, los suministros de aire empezaron a acabarse y la nieve no permitía una vista clara del panorama, entonces la situación empezó a complicarse demasiado.

El alpinista parecía mostrar señales de fallecimiento así que el director de la expedición que se encontraba en el campamento base decidió que la mejor opción era dejarlo a su suerte pues la vida misma de los sherpas corría peligro y no había mucho que pudieran hacer por Lincoln.

Cuando el grupo regresó al campamento se iniciaron labores de comunicación con la familia de Hall, contándoles lo sucedido e informando sobre su probable muerte. Pero Lincoln Hall tenía todavía mucho para dar de sí mismo.

Lincoln Hall superviviente

Para sorpresa de todos, el día siguiente aproximadamente a las 7 de la mañana, otro equipo de alpinistas encontró a Hall, ubicado a unos 8.700 metros de altura, sentado con las piernas cruzadas. Dijeron que fue algo para no creer. Según los registros no llevaba los guantes puestos y tenía el traje bajado hasta la cintura, con una parte de su cuerpo totalmente desnuda y expuesta al frío.

lincoln hall superviviente
Lincoln Hall

Los alpinistas que lo encontraron contaron que Lincoln Hall se estaba cambiando de camiseta, no llevaba las gafas, ni el gorro, ni la máscara de oxígeno puestas. Tampoco tenía consigo botellas de agua y no se le encontraron el saco de dormir ni mantas.

Conoce la historia de David Sharp

Lo primero que dijo al ser encontrado fue “Les sorprenderá  verme por aquí”. Claro está que Lincoln seguía padeciendo el mal de altura. En el momento del encuentro sufría alucinaciones y sonreía.

lincoln hall
Mal de altura

Se iniciaron entonces las labores de rescate enviando a 12 sherpas que ayudaron a que Lincoln Hall pudiera caminar hasta el campamento. Su estado era grave porque sufrió congelaciones en los dedos de los pies y manos, además de un edema cerebral, pero el alpinista pudo recuperarse de todas estas lesiones y vivir para contarlo.

Al llegar al campamento base,  el muerto viviente Lincoln pudo llamar a su familia quienes se llevaron una gran sorpresa al enterarse de que seguía con vida.

Es un misterio de la medicina el hecho de que haya su cuerpo haya podido resistir toda la noche en esas condiciones a más de 8.700 metros de altura. Definitivamente Lincoln Hall es un superviviente.

sobreviviente-everest
Rescate de Lincoln Hall

SUSCRIBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *